miércoles, 24 de marzo de 2010

Curso de introducción a la cata - Capítulo 7

Última entrega de este curso de introducción a la cata. Próximamente abordaremos otros cursos, relativos al mundo del vino, en futuros artículos.

Espero que os haya gustado.

El catador

El catador debe cumplir una serie de requisitos físicos para favorecer la precisión de la cata.

Estado físico. El catador no debe estar cansado, pues dificulta la atención y la concentración. Se debe evitar realizar una cata mientras se esté resfriado, pues hay una mayor dificultad de percepción de las sensaciones. Todo catador debería estar en forma en el ejercicio de la cata; para ello debe entrenarse regularmente, refrescar la memoria sensorial y aumentar su resistencia.

Otros factores a tener en cuenta:

- No se debe comer durante el ejercicio de la cata.

- La mejor hora para realizar una cata se sitúa sobre las 11 – 12 h de la mañana.

- No fumar antes ni durante durante la cata.

- No llevar perfumes. Que pueden alterar nuestras percepciones y la de los demás catadores.

- Si la cata es a ciegas no se debe hacer comentarios ni gesticulaciones sobre los vinos que se están catando hasta el final, para no condicionar la opinión de los demás catadores.

Hay enfermedades que disminuyen la percepción de las sensaciones:

Ceguera: Impide realizar por completo el análisis visual, pero es muy probable que tenga una mayor sensibilidad de percepción en los demás sentidos.

Agúsia: Pérdida total del gusto.

Hipoagúsia: Sensibilidad gustativa debilitada.

Anosmia: Pérdida temporal o permanente de la capacidad olfativa.

Hiperosmia: Respuesta excesiva a ciertos aromas.

Cacosmia: Percepción de olores desagradables inexistentes.

Parosmia: Percepción falsa de olores.

Antosmia: Alucinación olfativa en ausencia de olores.

Fuente: Bodegas Torres
Publicar un comentario